21 junio, 2016

Canahuate: “No hay que temer a reducción de tasas impositivas”

92c11458-20f8-4fd9-9f84-0f5d59a81252

 

 Afirma que las bajas tasas impositivas motivan también a que exista una dinámica empresarial que permita reducir los costos, para que el aparato económico se desarrolle de una manera armónica.

 Participará en el XI Congreso Internacional de Finanzas y Auditoría

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El experto en temas fiscales y tributarios Francisco Canahuate consideró que aunque nominalmente las recaudaciones han crecido, en términos relativos se han estancado, por lo cual se requiere una simplificación del sistema tributario que tome en cuenta la reducción de las tasas y el aumento de la base imponible.

 

El especialista, quien trabajó en la reforma más exitosa del Código Tributario de 1992, explicó que la fórmula es simple: a menores tasas, más estimulados se sienten los contribuyentes a cumplir con el pago de los tributos, reduciéndose los niveles de evasión y de informalidad en la economía.

 

Canahuate ofrecerá una conferencia sobre la tributación y su vinculación en los niveles de informalidad en el cierre del XI Congreso Internacional de Finanzas y Auditoría (CIFA 2016), evento organizado por la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA) y BDO Escuelas de Negocios, que se celebrará del 21 al 24 de Julio de 2016, en el Hotel Hotel Breathless Punta Cana Resort & Spa Punta Cana, República Dominicana.

 

“No hay que temer a la reducción de las tasas, ya que es una garantía de que, en la medida de que el costo impositivo le permita a las empresas operar de manera apropiada, no se van a arriesgar al incumplimiento, porque el costo de incumplir les va a resultar mucho mayor que el pago que van a realizar. En esencia, de lo que se trata es de que cada contribuyente individual pagará menos, pero la colectividad en su conjunto aportará más”, afirmó.

 

Asimismo, resaltó que la importancia de tratar este tema en eventos de la categoría del IX CIFA, que reúnen a profesionales de las finanzas y la auditoría de diversas partes del mundo, es que será posible conocer a profundidad una realidad que no es sólo de República Dominicana.

 

“Las bajas tasas impositivas motivan también a que exista una dinámica empresarial que permita reducir los costos, para que el aparato económico se desarrolle de una manera armónica; crezca la fuente de empleos formales y también la estabilidad social, porque la mejor manera de redistribuir el ingreso, con los aportes que hace el contribuyente, es con buenos salarios formales y con buenos servicios públicos”, agregó.

 

Una muestra del éxito de la política de reducción de tasas impositivas, según explicó Canahuate, es la aplicación del Código Tributario que se aprobó en 1992, donde primó la corriente de menores tributos  para más contribución y que tuvo como resultado un aumento de las recaudaciones fiscales de 10%, en 1991, al 14%, en el año siguiente.

 

“Tratar este tema ahora es muy oportuno, porque el modelo actual se ha agotado y ese agotamiento lo marca el esfuerzo extraordinario que hace la administración tributaria por cobrar y las recaudaciones no crecen sino todo lo contrario. Además, hay un déficit muy marcado en las cuentas públicas: lo primero es que el presupuesto nacional tiene gastos de RD$566 mil 191 millones y los ingresos impositivos proyectados, según la Ley No.260-15, para el año 2016 en curso, apenas son de un poco más de RD$458 mil 875 millones, lo que significa que, de entrada, hay un financiamiento vía endeudamiento”, concluyó.

 

Dirección de Comunicación ABA

comunicaciones@aba.org.do

www.aba.org.do

809.541.5211