Experto favorece uso de derivados financieros para mitigar riesgos

Luís Gómez Nina, consultor y especialista del tema, hablará sobre ello en el marco del X CIFA, evento cada año congrega a cientos de profesionales de las finanzas y la auditoría, y que organiza la Asociación de Bancos y BDO Escuela de Negocios.

Santo Domingo, República Dominicana.- Los instrumentos derivados, cuya única misión es la cobertura de riesgos financieros, tienen un impacto positivo en la economía, porque garantizan la estabilidad de los agentes económicos que utilizan este recurso como mecanismo de prevención de eventos futuros que puedan incidir en su patrimonio o en su modelo de negocios.

Así afirmó el consultor Luís Gómez Nina, quien tendrá una conferencia sobre cómo los derivados financieros ayudan a mitigar los riesgos, en el X Congreso Internacional de Finanzas y Auditoría (CIFA), evento que organiza la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA) y BDO Escuela de Negocios.

El X CIFA, que  se llevará a cabo del 16 al 19 julio, en el Paradisus Palma Real Golf & Resort, en Punta Cana, contará, además, con la participación de 18 expertos nacionales e internacionales, que se darán cita en esta actividad formativa para tratar los temas más novedosos sobre finanzas y auditoría, ante cientos de especialistas en esta materia.

Gómez Nina explicó que economías como las de Chile y México han sabido aprovechar los beneficios de reducir posibles riesgos a través de derivados financieros, por lo que República Dominicana podría tomar como referencia dichas experiencias para introducir esta cultura en el país.

“Los derivados financieros son de alta importancia para cubrir riesgos de tipo de tasa de interés, de la tasa de cambio, de precios y para los casos en que pueda verse afectado el flujo de efectivo. El mensaje dentro de las conclusiones de nuestra conferencia, es que a mayor cobertura de riesgos financieros, mayor éxito empresarial”, señaló.

El experto destacó, además, la oportunidad que estos instrumentos representan para el sistema financiero, porque contribuyen a que los clientes protejan y fortalezcan sus patrimonios, lo que incide de manera positiva en el desarrollo del sector.

“Lo ayudaría mucho porque el objetivo de la banca es que las empresas o los agentes económicos, tengan éxito en sus respectivas economías, para que hagan una economía fuerte. No puede haber una intermediación fuerte si hay una empresa débil. Donde va la banca va la economía de un país”, afirmó.